Muerte de Juan Gutiérrez de la Concha
Juan Gutiérrez de la Concha, detalle

Retrato de Juan Gutiérrez de la Concha (detalle). Museo Naval. Madrid.

El 26 de agosto de 1810 es fusilado por orden de la Junta de Buenos Aires el marino Juan Gutiérrez de la Concha, gobernador de la ciudad de Córdoba del Tucumán, en el transcurso de la guerra por la independencia argentina. Junto a él también es fusilado el virrey Santiago Liniers. Entrega su vida manteniéndose fiel a la Corona española, de ahí que Carlos Pesado Riccardi haya titulado su biografía Una vida para el Rey (de la cual puede verse una reseña en este blog: sección “El marqués del Duero”, 22 de enero de 2009)

Juan Antonio Gutiérrez de la Concha y Mazón había nacido en Esles, un pueblo de Santander, en 1760. Había estudiado en la Academia de Guardiamarinas de Cádiz. Participó en varias campañas militares: en 1776 contra los portugueses en la isla de Santa Catalina, en 1779 contra los ingleses en el Canal de la Mancha y en 1780 y 1781 en Pensacola, y en 1785 contra los piratas en Argel. Especialista en cartografía y astronomía en 1788 partió en la corbeta Atrevida, que junto con la Descubierta, constituyeron una de las expediciones científicas más relevantes de finales del siglo XVIII, dirigida por Alejandro Malaespina, cuyo viaje alrededor del mundo duró más de cinco años.

En 1806 fue nombrado gobernador de la intendencia de Córdoba del Tucumán, en el virreinato del Río de la Plata (futura Argentina). Tuvo cuatro hijos: Juan, Carmen, Manuel y José, con Petra de Alcántara Irigoyen de la Quintana, que tuvo que trasladarse a la metrópoli tras la muerte de su esposo. Juan llegaría a ser diplomático y Manuel y José militares, obteniendo los marquesados del Duero y de La Habana respectivamente.

Cartel de los actos que se organizaron en 2010, en el bicentenario de su muerte, en la localidad de Esles (municipio de Santa María de Cayón):

Cartel bicentenario