www.rosaverde.com

San Pedro Alcántara (Málaga, España). Historia, cultura, actualidad

Efemérides. 19 de noviembre de 1659

Ingenio Chico de Manilva

Foto cedida por Javier Porras, de www.iluana.com
 

François Bertaut recorría España cuando en noviembre de 1659 pasó por la comarca de la costa occidental malagueña, y en Manilva visitó el llamado Ingenio Chico, tal como se describe a continuación:

“El lunes 18 hicimos cuatro leguas de puertos y de peñas para ir a Marbella, donde comimos y desde allí nos fuimos, a lo largo del mar, a dormir a Estepona, que está sobre la orilla, a cinco lenguas de Marbella…La lluvia nos había cogido en el camino, y nos duró todavía todo el martes 19 del mes de noviembre, que marchamos a Gibraltar, que está a seis leguas de allí. Cinco meses hacía que no había llovido, y a pesar del viento y de la lluvia, nos desviamos una legua grande para ir a ver un molino donde hacen el azúcar. Lo llaman ingenio, a causa de que machacan allí las cañas de azúcar con ruedas; en lugar de que los otros molinos los llaman trapiches, donde los machacan con pilones, como en Francia el papel. El ingenio más grande está Motril, a once leguas de Granada; no dejamos de ver en aquél muchas cubas, donde se cocía y refinaba el azúcar cuatro veces. Pero lo que tuve más gusto de ver fue el valle cerca de allí, que está todo lleno de cañas de azúcar, hechas como las de los cañaverales. Cogí algunas, y encontré que, en efecto, su jugo era muy dulce, pero aún no estaban maduras. Han hecho hacer arcos muy altos para hacer venir el agua de un sitio muy elevado, pero no es muy abundante; viene también por lo alto de la rueda. Desde allí fuimos a tomar el camino de Gibraltar y pasamos un río que llaman Guadiaro.”

Publicado en:
Journal du voyage d´Espagne, contenant une description fort exact de ses royaume et de ses principales villes…

Así nace un pueblo. San Pedro Alcántara 1860-1960

En 1992 se publicó el número 1 de la revista Rosa Verde, editada por la asociación cultural del mismo nombre que agrupaba sobre todo a alumnos, exalumnos y profesores del Centro de Educación de Adultos de San Pedro Alcántara.

El articulo principal se titulaba “Así nace un pueblo. Vida y costumbres de San Pedro Alcántara (Años 1860-1960)”, y fue el resultado de combinar los trabajos de dos equipos de alumnas que en el curso 1988-1989 habían investigado sobre la localidad, basándose en lecturas, entrevistas y recogida de material gráfico, con la coordinación del profesor del centro José Luis Casado Bellagarza, responsable del Taller de Historia Local.

Las alumnas del primer equipo fueron: Milagros Cabanillas, María José González, Clotilde Guerrero, Amalia Herrera, Isabel Periáñez y Antonia Sedeño. Y las del segundo: Remedios Alcántara, Dolores Gil, Francisca Moreno, Inmaculada Navarro y María José del Pino.

Las fotografías cedidas pertenecían a Carmen Durán, familia López, Pepi Beltrán y al Archivo Díaz de Escovar, aunque bien pudieran haber más donantes de imágenes.  Ahora que en las redes sociales se copian y se vuelve a copiar fotos sin citar su origen dejamos aquí constancia de nuestro agradecimiento a aquellas personas que colaboraron en esta primera recopilación de fondos fotográficos que se hizo en San Pedro Alcántara.

Los entrevistados, a los que también queremos dar las gracias por su ayuda en la confección de los trabajos, en número de 31, son nombrados en el artículo donde se recoge el magnífico resultado que lograron las alumnas y que puede verse completo en un archivo de PDF en el enlace: RevistaRosaVerde01AsiNaceUnPuebloPags11a38.

 

Efemérides. 26 de octubre de 1952

Verbena octubre de 1952 

A pesar de las dificultades cotidianas, en una España en la cual estaba todavía vigente la cartilla de racionamiento, a los sampedreños de 1952 les supo a poco la feria. Tuvieron la suficiente energía y las suficientes ganas de divertirse para celebrar, una semana después de los festejos, una verbena, que además tenía el loable objetivo de conseguir fondos para una obra benéfica.

Así lo solicitaba Antonio Agüera al Ayuntamiento de Marbella para poder celebrarla el domingo 26 de octubre, según el programa de mano que aparece en la fotografía.

Antonio Agüera Samiñán era el presidente de la Junta de Festejos de ese año, integrada por Juan Jiménez Alarcón como secretario, y los vocales Antonio Contreras Sánchez, Antonio Peña Jiménez, José López Lozano y Juan Barrientos Martín. Esta Junta había sido propuesta al Ayuntamiento por los concejales de San Pedro Alcántara Joaquín Amores Blanco y Fernando Caracuel Bellido.

(Adaptado del libro San Pedro de Alcántara. Recuerdos de un pueblo y su patrón)

Efemérides. Octubre de 1850

Calendario de octubre de 1850

Calendario 1850, portada detalle

Comienza el mes de octubre. Mes grande en San Pedro Alcántara, que celebra el día 19 la festividad de su patrón, el santo extremeño del mismo nombre, reformador de la orden franciscana a mediados del siglo XVI.

Traemos al blog una pequeña joya bibliográfica, un calendario publicado por el Obispado de Málaga en el año 1850. Ya que fue en esa década cuando el marqués del Duero comenzó a comprar las fincas con las que constituiría su colonia agrícola y llegaron los primeros pobladores.

19 de octubre de 1850

Durante este mes también celebra sus fiestas la colonia vecina de El Ángel, el 2 de octubre,  de la cual sólo queda como resto material su magnífico jardín. Aunque su actividad agrícola y anteriormente industrial permanece entre los hitos económicos de la historia de nuestra provincia.

Octubre del 1 al 9

Del 1 al 9 de octubre

Del 10 al 8 de octubre de 1850

Del 10 al 18 de octubre

Del 19 al 31 de octubre de 1850

Del 19 al 31 de octubre

Efemérides. 19 de septiembre de 1868

La Gloriosa y los hermanos Concha

Batalla de Alcolea

Batalla del puente de Alcolea. 28 de septiembre de 1868. Óleo de José María Rodríguez de Losada. Real Academia de la Historia

El 19 de septiembre de 1868 se iniciaba en Cádiz un levantamiento que derrocaría a la reina Isabel II en un breve plazo de tiempo, gracias a la coalición de progresistas, unionistas y demócratas, que contaban entre sus filas con los militares más destacados del momento: los generales Prim y Serrano. Este movimiento revolucionario fue conocido como la Gloriosa.

En el bando contrario, los hermanos Gutiérrez de la Concha fueron fieles hasta el último momento a la reina Isabel. José fue efímero presidente del Gobierno entre el 19 de septiembre y el 7 de octubre. Manuel, nombrado capitán general de Castilla la Nueva, se convirtió en el hombre fuerte del momento.

Ambos, conscientes de que la causa monárquica estaba perdida después de la batalla del puente de Alcolea (Córdoba), y para evitar más derramamiento de sangre, facilitaron la toma del poder por los rebeldes. Narrado así, en un artículo publicado en el número 119 (septiembre de 2008) de la revista La aventura de la Historia:

«El nuevo presidente del Ejecutivo, general José Gutiérrez de la Concha, marqués de La Habana, tras acordar en una junta de generales una “transacción” con los revolucionarios y delegar sus poderes en su hermano Manuel, marqués del Duero, intentó en vano salir de Madrid hacia San Sebastián para presentar la dimisión a la reina. El general marqués del Duero reiteró las órdenes de su antecesor para dejar libre el camino al ejército rebelde y cedió pacíficamente el poder a la élite revolucionaria madrileña el 29 de septiembre; nombró capitán general de Madrid a Antonio Ros de Olano y resignó el poder en el general unionista Joaquín Jovellar y en el político progresista Pascual Madoz, que pasaron a ser respectivamente gobernador militar y civil de la provincia. De inmediato, la Junta revolucionaria de la capital se instaló bajo la presidencia de este último.»

Efemérides. 13 de septiembre de 1797

Contrabando en Guadalmina
Estepona pintura 1855

“Excmo. Señor Príncipe de la Paz:
Las partidas que tengo destinadas a la persecución de contrabandistas, y malhechores aprehendieron últimamente en dos distintas noches, sobre la costa de Estepona, cinco fardos de géneros y dos cargas de tabaco, dos ladrones famosos, que infestaban las campiñas de Medina Sidonia con otros varios; crecido número de desertores de Marina, y Ejército; y ahora acaban de aprehender a tres contrabandistas; y teniendo positivas noticias, por un confidente que mantengo en la Serranía de Ronda, de intentar ejecutar un fuerte desembarco de fraude, a la inmediación de la Torre de la venta de Guadalmina, situada entre Estepona y Marbella, he providenciado pase inmediatamente allí un fuerte destacamento, con el importante objeto de evitar el considerable perjuicio que amenaza a la Real Hacienda.
Dios guarde a V. E. muchos años, Campo de Gibraltar, 13 de septiembre de 1797.
Firmado, el marqués de Roben.”

El texto (con la ortografía actualizada) nos ilustra sobre la abundancia del tráfico contrabandista procedente de Gibraltar. Se trata de un documento del Archivo Histórico Nacional, recogido por Francisco Javier Albertos Carrasco en el volumen 43 de su colección Temas sobre Estepona, titulado “Proud to be English. Proud to be British”.

La imagen corresponde a la pintura Playa de Estepona con la vista del Peñón de Gibraltar, de Fritz Bamberger, 1855. Museo Thyssen.

Efemérides. 30 de agosto de 1875

Concurso para la escultura ecuestre del marqués del Duero
Marqués del Duero ecuestre, Melendreras

Manuel Fernández Valdivia, que escudriña en Internet la historia de San Pedro Alcántara, nos envía para su difusión el artículo: “La estatua ecuestre del marqués del Duero, en el Paseo de la Castellana de Madrid”, publicado por José Luis Melendreras Gimeno en Academia. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, n.º 75, 1992.

Aunque está disponible en la página del Instituto Cervantes, Manuel Fernández ha reeditado el artículo y ha incluido algunas fotografías del banco de imágenes del Ministerio de Educación, Política Social y Deportes.

Resumimos. El 30 de agosto de1875 la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el Ayuntamiento de Madrid convocaron un concurso para levantar un monumento al marqués del Duero, fallecido en combate en junio del año anterior.

En las bases del concurso se especificaban algunas condiciones de la escultura. Que “el ademán revelara la decisión de un héroe y su semblante, la resignación de un mártir”, que jinete y caballo fueran representados con naturalidad velazqueña, buscándose un término medio entre el rudo realismo y el idealismo griego, o que el uniforme del militar fuese el sencillo uniforme de campaña y no el de gala de capitán general.

El ganador del concurso fue el escultor catalán Andrés Aleu Teixidor, que contó con la colaboración de Pablo Gibert Roig, autor además de los bajorrelieves que adornan el pedestal: uno con la entrada en Oporto del marqués del Duero en 1847 y otro con la escena de su muerte en 1874.

El resultado final, para algunos historiadores del arte, es de un perfecto equilibrio. El caballo presenta una anatomía correcta y el jinete se muestra hábil, sin gesticulaciones, en el momento de dirigir a su tropa, con el brazo extendido.

Artículo de J.L. Melendreras sobre la escultura ecuestre del marqués del Duero

Efemérides. 26 de agosto de 1810

Muerte de Juan Gutiérrez de la Concha
Juan Gutiérrez de la Concha, detalle

Retrato de Juan Gutiérrez de la Concha (detalle). Museo Naval. Madrid.

El 26 de agosto de 1810 es fusilado por orden de la Junta de Buenos Aires el marino Juan Gutiérrez de la Concha, gobernador de la ciudad de Córdoba del Tucumán, en el transcurso de la guerra por la independencia argentina. Junto a él también es fusilado el virrey Santiago Liniers. Entrega su vida manteniéndose fiel a la Corona española, de ahí que Carlos Pesado Riccardi haya titulado su biografía Una vida para el Rey (de la cual puede verse una reseña en este blog: sección “El marqués del Duero”, 22 de enero de 2009)

Juan Antonio Gutiérrez de la Concha y Mazón había nacido en Esles, un pueblo de Santander, en 1760. Había estudiado en la Academia de Guardiamarinas de Cádiz. Participó en varias campañas militares: en 1776 contra los portugueses en la isla de Santa Catalina, en 1779 contra los ingleses en el Canal de la Mancha y en 1780 y 1781 en Pensacola, y en 1785 contra los piratas en Argel. Especialista en cartografía y astronomía en 1788 partió en la corbeta Atrevida, que junto con la Descubierta, constituyeron una de las expediciones científicas más relevantes de finales del siglo XVIII, dirigida por Alejandro Malaespina, cuyo viaje alrededor del mundo duró más de cinco años.

En 1806 fue nombrado gobernador de la intendencia de Córdoba del Tucumán, en el virreinato del Río de la Plata (futura Argentina). Tuvo cuatro hijos: Juan, Carmen, Manuel y José, con Petra de Alcántara Irigoyen de la Quintana, que tuvo que trasladarse a la metrópoli tras la muerte de su esposo. Juan llegaría a ser diplomático y Manuel y José militares, obteniendo los marquesados del Duero y de La Habana respectivamente.

Cartel de los actos que se organizaron en 2010, en el bicentenario de su muerte, en la localidad de Esles (municipio de Santa María de Cayón):

Cartel bicentenario

Efemérides. 22 de agosto de 1869

Apertura al culto de la iglesia de la colonia

Iglesia San Pedro Alcantara

Entre la voluminosa correspondencia cruzada entre el marqués del Duero y sus representantes en San Pedro Alcántara, y que se conserva en el archivo familiar del marquesado del Duero, actualmente en Jerez de la Frontera, hay una carta que nos desvela los detalles de la bendición y apertura al culto del templo sampedreño, que se produjo el domingo 22 de agosto de 1869.

El administrador principal de San Pedro Alcántara, Ángel María Chacón, comunicaba a Manuel Gutiérrez de la Concha el acontecimiento y le expresaba su satisfacción por el mismo:

“Hoy he tenido un día muy agradable, porque cuando me confió usted la Administración de la Colonia concebí tres pensamientos: 1.º, constituir el gran centro productor a que usted aspiraba; 2.º, garantizar para la industria esta producción; y 3.º, inaugurar la Iglesia proyectada para reconcentración de las costumbres morales del nuevo pueblo agrícola e industrial”.

Estas ideas del administrador, que compartiría sin duda con el marqués del Duero, nos indica lo que San Pedro Alcántara significaba para el fundador y sus colaboradores, algo más que un simple establecimiento agrícola e industrial, esto es una nueva población en la cual al bienestar material de sus habitantes debía sumarse el espiritual. [Continuar leyendo...]

Efemérides. 17 de agosto de 2007

Delimitación del B.I.C. Termas Romanas de Las Bóvedas
Delimitacion Bovedas BOJA

El 17 de agosto de 2007 el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publicaba el Decreto 227/2007 por el cual se delimitaba el Bien de Interés Cultural denominado Termas Romanas de Las Bóvedas, en Marbella (Málaga), situado en la orilla derecha de la desembocadura del arroyo del Chopo [no Guadalmina, como dice el Decreto] y cercano a la localidad de San Pedro Alcántara.

En el plano que reproducimos se pueden apreciar dos zonas de delimitación. Una de ellas, la que goza de mayor grado de protección, corresponde al ámbito estricto del monumento, limitado por una línea continua y un fondo cuadriculado. Contiene dos parcelas: la primera es donde se encuentran los baños romanos y la otra donde se levanta la torre almenara del siglo XVI.

La segunda zona, limitada por una línea discontinua, es un segundo ámbito de protección o del entorno, para impedir en el futuro impactos negativos de contemplación desde las termas o sobre ellas y que contiene posibles restos arqueológicos en el subsuelo.

Es una delimitación que llega tarde, ya que eran conocidas desde el siglo XVII [desde el XVI hay testimonios gráficos] y habían sido declaradas monumento histórico-artístico en 1936 [en 1931 lo fueron de forma general: "Ruinas Romanas de San Pedro Alcántara" junto con la basílica de Vega del Mar y otros restos].

Una lentitud e inoperancia administrativa que fue aprovechada para construir en la mayor parte de los terrenos de alrededor, en el marco de la urbanización Guadalmina. Al oeste hay dos viviendas exentas (de fecha 1965), al este una zona deportiva y un restaurante con piscina (que forman parte de un conjunto de apartamentos que al levantarse produjeron daños considerables en el yacimiento arqueológico en 1980) y al norte 30 viviendas adosadas (realizadas durante plena vorágine gilista en 1995).

Como consecuencia de esta tardanza en la protección del monumento, que el propio decreto reconoce como un edifico termal “de los más singulares que se conservan en todo el territorio español”, Las Bóvedas han quedado aprisionadas entre construcciones que dificultan su visión exterior de conjunto y el propio acceso a las mismas. Un problema que se agrava con la ausencia de señalización, fruto del desinterés que demuestran la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento de Marbella.

  • Archivos

  • Meta